Nuevo reconocimiento pacifista a nuestro Rey Felipe VI.

SS.MM. los Reyes

Entrega a Su Majestad el Rey del “World Peace & Liberty Award” en la sesión de clausura del “World Law Congress (WLC)” de la “World Jurist Association (WJA)”

Teatro Real de Madrid, 20.02.2019 Institucional  

​Su Majestad el Rey recibió el premio de la “World Peace and Liberty Award”, como reconocimiento al papel fundamental de la Monarquía Parlamentaria española, por su inquebrantable compromiso con el Estado de Derecho, en la sesión de clausura del XXVI Edición del Congreso Mundial de Derecho de la “World Jurist Associations”, bajo el lema “Democracia, Constitución y Libertad”, como muestra de apoyo a la democracia constitucional española, que se celebró los días 19 y 20 de febrero en el Teatro Real de Madrid.

A su llegada al Teatro Real, Sus Majestades los Reyes fueron recibidos por la presidenta del Congreso de los Diputados, Ana Pastor; el presidente del Senado, Pío García-Escudero; el presidente del Tribunal Constitucional, Juan José González Rivas; el presidente del Tribunal Supremo y dle CGPJ, Carlos Lesmes; el presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido; la ministra de Justicia, Dolores Delgado; la embajadora de España en la República Portuguesa, Marta Betanzos; el expresidente de Gobierno, Felipe González; la Alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena; el presidente del Patronato del Teatro Real, Gregorio Marañón; el socio fundador de Hoet Peláez Castillo y Duque y presidente mundial de la WJA, Franklin Hoet-Linares; el presidente de Cremades & Calvo-Sotelo y presidente del WLC, Javier Cremades; el presidente del WLC y caballero del Toisón de Oro, Javier Solana y el catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad Autónoma de Madrid y director del WLC entre otras autoridades

Elena Ochoa, quien ejercía de maestra de ceremonias, dio inicio a la sesión de clausura del WLC, dando la bienvenida y presentando sucesivamente:

 – Proyección de un vídeo sobre la historia de la WJA
 – Palabras del presidente mundial de la WJA
 – Palabras del presidente del WLC
 – Lectura de la Declaración de Madrid, a cargo del director del WLC
 – Lectura del acta de concesión del «World Peace & Liberty Award» de la WJA a su Majestad el Rey, a cargo de la decana del Ilustre Colegio de la Abogacía de Barcelona
 – Laudatio de Su Majestad el Rey, a cargo de Felipe González

Posteriormente, Sus Majestades los Reyes y el Presidente de la República Portuguesa regresaron a sus asientos. Seguidamente, la maestra de ceremonias anunció:

 – Palabras del Presidente de la República Portuguesa
 – Palabras de Su Majestad el Rey

Palabras de S. M. el Rey en la en la clausura del Congreso Mundial del Derecho

«…quiero entender que, aunque referido a mi persona y a la Monarquía parlamentaria que represento, el premio significa también, y por encima de todo, un reconocimiento a la democracia constitucional española; y con ella a todos aquellos, hombres y mujeres, autoridades del Estado, líderes políticos, económicos, sociales y culturales que, con el impulso de la inmensa mayoría de los ciudadanos, llevaron a cabo la transición política a la democracia, hicieron posible la aprobación de nuestra Constitución de 1978 y han velado y velan por su vigencia, integridad y continuidad, durante los 40 años que lleva rigiendo la vida de España en libertad…»

Don Felipe señaló que «Fortalecer la democracia requiere, ante todo, no olvidar que su objetivo más profundo es garantizar la dignidad de la persona, que es una exigencia que no se circunscribe a unos pocos países, sino que se extiende al conjunto de la humanidad por encima de fronteras, culturas, religiones o sentimientos nacionales».

Su Majestad el Rey subrayó que «Democracia y Estado de Derecho son, por ello, realidades inseparables, pues crean el único espacio en el que puede vivir la libertad y el único marco en que puede desarrollarse la igualdad. De ahí que la defensa de la democracia haya de ser al mismo tiempo la defensa del Estado de Derecho. Sin democracia, el Derecho no sería legítimo; pero sin Derecho la democracia no sería ni real ni efectiva. Por ello, no tiene sentido, no es admisible apelar a una supuesta democracia por encima del Derecho, pues sin el respeto a las leyes no existe ni convivencia ni democracia, sino inseguridad, arbitrariedad y, en definitiva, quiebra de los principios morales y cívicos de la sociedad».

Durante su intervención, Don Felipe también manifestó que «frente al totalitarismo, la tiranía y la demagogia, que tanto mal han hecho al mundo en el pasado, hay que proclamar y defender la legitimidad del pluralismo político, social, territorial, religioso o cultural, y fomentar la convivencia y la tolerancia. Convivencia y tolerancia que únicamente pueden darse en el marco de un consenso básico alrededor de unos valores y unos principios comunes».

En otra referencia a España, Su Majestad el Rey recordó que «Es cierto que la democracia española ha tenido que hacer frente a dificultades serias y graves, pero la España constitucional ha demostrado su fortaleza democrática, sus firmes principios y sus convicciones sólidas y profundas. Nuestro Estado Social y Democrático de Derecho, y dentro de él, la Corona, con el concurso de la inmensa mayoría del pueblo español, no escatimará esfuerzos para que así siga siendo».

Una vez finalizadas las palabras de Su Majestad el Rey, la maestra de ceremonias dio por finalizada la sesión de clausura del WLC